Lectores:

Content

22 comentarios

¿Quién mató a Nisman? ¿CFK, SIDE o Mossad? ¿La pista israelí?

IMPORTANTE: nota en desarrollo, falta corregir, acomodar, cerrar el texto como a un TODO. Paciencia por favor...  


Al igual que la mayoría de los argentinos, venia yo por la vida sin saber quién era Nisman hasta su muerte. Me enteré de su muerte el mismo lunes a la madrugada, cinco minutos después de que lo publicara Clarín. Mi reacción fue muy similar al resto de la población: LO MATÓ EL GOBIERNO K, no hay duda de eso. 

Mas luego algo me empezó a hacer ruido. A simple vista, mandar a matar a Nisman parece ser un suicidio político cuyas consecuencias sociales podrían ser mucho peores que la denuncia misma del Fiscal; denuncia cuyo soporte documental no desaparece tras la muerte (como sucedería con el testimonio de un testigo, por ejemplo).


Como ninguno de los involucrados en el caso posee un aura de santidad medianamente defendible, todas las posibilidades caben en éste embrollo. Mi opinión y forma de entender lo que sucede  va cambiando en la medida que voy encontrando información y atando cabos que bien pueden ser pompas de jabón en el viento. 


A mi entender, y en pocas palabras, las teorías principales que se manejan son: 


  • 1) Con o sin orden expresa de Cristina, lo matan "servicios" leales al gobierno. 
  • 2) Lo asesinó un ex-agente de la SIDE con intención de cargar la muerte de Nisman sobre los hombros del gobierno: la "Teoría del Ronin".
  • 3) A Nisman lo "suicidan" Servicios de Inteligencia (locales o extranjeros) enemigos del gobierno K: la "Teoría del Golpe Blando"
  • 4) Mi teoría personal... Plan Condor 2.0: la hora del Hombre Gris!



Todas estas hipótesis serán mas o menos desarrolladas a lo largo del texto para tratar de entender las posibilidades. De buenas a primeras la muerte de Nisman no le conviene a nadie, menos a la continuidad política del modelo K. Éste evento ha dejado tan en claro la "brecha" que existe en la población argentina que da miedo. Una gran porción de la población, principalmente aquella vinculada al sector del agro, cree fehacientemente que el fiscal fue asesinado por orden expresa de Cristina Fernandez de Kirchner sin siquiera molestarse en bucear por la inmensa cantidad de recursos que existen en la Internet, al menos siquiera para confirmar o reforzar su teoría.

La mitad de la población ve en esa mujer diabólica la encarnación misma del mal y por tanto hay que prenderla fuego en la plaza pública. Si uno navega por las redes sociales y presta atención a los comentarios políticos promedio notará tanto de un bando como del otro un grado de violencia tan explícito que asusta en cuanto a lo poco que hemos avanzado en el entendimiento de cómo es la cosa para vivir en sociedad. Para decirlo sin rodeos, muchas personas realmente anhelan el regreso de un gobierno militar o similar que pongan orden a esta "debacle" en la que vivimos. 




Ante tal escenario de profunda división social en la Argentina, creo importante adoptar una actitud mental "GRIS" tanto para investigar el caso Nisman, escribir ésta nota y/o finalmente leerla. Básicamente no creerle nada a nadie, no tomar partido, ser un humano libre de prejuicios, con la mente abierta a la información disponible; y no sólo a aquella que encaja en un posible esquema oficialista u opositor en mi cabeza. Rompamos con esa binomia de Buenos Vs. Malos por un momento y consideremos la posibilidad de que ésta historia en verdad sea de Malos Vs. Malos, con nosotros los pobladores (los buenos) en el medio mirando.

Importante aclaración inicial es que las fuentes citadas en el presente texto han sido deliberadamente resumidas para una rápida legibilidad del mismo.