Lectores:

Content

2 comentarios

Esclavitud Moderna


Esclavitud.
1. f. Estado de esclavo.
2. f. Sujeción excesiva por la cual se ve sometida una persona a otra, o a un trabajo u obligación.

Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia Española, Ed. 22.ª, publicada en 2001.



Artículo 4
“Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre, la esclavitud y la trata de esclavos están prohibidas en todas sus formas.”

Declaración Universal de los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas en Asamblea General de las Naciones Unidas. Resolución 217 A (III) del 10 de diciembre de 1948. París.

ESCLAVITUD MODERNA
EN LA CAVERNA DE LAS ALEGORÍAS

Esclavitud es, por definición, trabajo obligatorio. Pasados más de 200 años de su abolición, trabajar todavía posee un carácter de obligatoriedad ineludible que la población percibe pero no combate. Capitalismo y Democracia Representativa es a lo que Tolstoi llama Esclavitud Moderna: látigos y cadenas reciclados en leyes y divisas. El control social es casi absoluto y el trabajo obligatorio no hace distinción geográfica, clasista o ideológica. Ricos o pobres, urbanos o rurales, capitalistas o comunistas somos todos esclavos ciegos de un sistema esencialmente parásito que engorda cebado con nuestra energía vital puesta en función del progreso ilimitado.

     "Cambiar el mundo" es una tarea que nos sobrepasa individualmente; la utopía o el ideal de una sociedad justa es un Norte transpersonal: no veremos plasmados en la realidad ni un 1% de lo que soñamos, pero aún así ya hemos ganado la batalla exponencialmente si logramos contagiar el sueño a más y más personas para que cada día sea mayor el número de los que creemos que un mundo mejor no sólo es posible y necesario, sino nuestro derecho natural como seres humanos autogobernados. 

      "Esclavitud Moderna (en la Caverna de las Alegorías)" es un pequeño granito de arena en ese sentido.




CONTENIDOS

[-] INTRODUCCIÓN


[I] SOMBRAS DE SOMBRAS SOBRE HUMO

[II] LA VIDA MECANICISTA


[III] EL ORDEN NATURAL DE LAS COSAS


[IV] VERTICALISMO


[V] NECESIDADES: CADENAS

[VI] ESCLAVITUD MENTAL

[VII] DINERO FIDUCIARIO

[VIII] EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS

[IX] AUTOGESTIÓN

[X] NUEVO ORDEN NATURAL DE LAS COSAS





   Hubo un libro en particular, "La Esclavitud Moderna" de León Tolstoi, que disparó un cambio de conciencia en mí. Después de leerlo ya no me quedó duda alguna de que vivimos en un sistema-hormiguero, dónde la mayoría somos obreros, unos pocos soldados protectores del status-quo mientras sólo uno los gobierna a todos. No es otra mi intensión que la de revitalizar la "desinvisibilización" de esta realidad inequívoca.

   Vivimos cada vez más inserto en una REALIDAD artificial, menos conectados con el MUNDO REAL que nos da sustento vital: la Naturaleza. Esclavizamos a los recursos naturales, a los animales, a los trabajadores a entregar su energía por poco o nada a cambio. El pensamiento mecanicista nos interpreta de manera fría, sin alma, corazón o moral poniendo al poder, el control y la riqueza como máxima búsqueda espiritual.

   El gobierno, ayer y hoy, es un instrumento de sometimiento de los que tienen sobre los que no, para mantenerlos sosegados. El derecho a la propiedad ilimitado es la legalización de la carencia. El trabajo sigue siendo obligatorio, los látigos los llevamos dentro en el hambre, el frio, la enfermedad que nos laceran para que entreguemos nuestra vida a una siempre deficiente suma de dinero.

  Sin embargo, pese al estado servil de la sociedad moderna, la rebelión masiva es cada vez menos visible en horizonte cercano porque nunca antes en la historia los esclavistas habían logrado invisibilizar la esclavitud. Pero finalmente lo han logrado. El Estado Nacional controla a la población mientras el Oligopolio controla al Estado, el que a su vez es controlado por los Bancos Internacionales todo dentro de un marco de legalidad que obliga  a la población a aceptar, callar, trabajar, consumir.  







    Nadie descubrirá la polvora en éstas páginas ni agregaré mucho más a lo ya dicho por los que he leído: Marx, Tolstoi, Luxemburgo, Bauman, Zizek y otros cuantos. Mucho menos pretendo ponerme a su altura, por el contrario, ellos han sido la teta que me ha dado de mamar. Y con la panza llena, simplemente he querido aportar una perspectiva que sume al proceso de cambio cultura que viene gestándose lentamente. Es tiempo de eliminar el parasitismo institucional de nuestra organización social y adoptar el camino experimental que nos lleve hacia una nueva forma horizontal, fundada en la conciencia comunitaria y autogestiva más que en el control verticalista-productivista.


"Cambiar el mundo" es una tarea que nos sobrepasa individualmente; la utopía o el ideal de una sociedad justa es un Norte transpersonal: quizá durante nuestra vida no veamos plasmados en la realidad ni un 1% de lo que soñamos, pero aún así ya hemos ganado la batalla exponencialmente si logramos contagiar el sueño a más y más personas para que cada día sea mayor el número de los que creemos que un mundo mejor no sólo es posible y necesario, sino nuestro derecho natural como seres humanos autogobernados. 

"Esclavitud Moderna (en la Caverna de las Alegorías)" es mi humilde granito de arena en ese sentido.  


Por impresiones, extractos u otros motivos relacionados a la obra contactar al autor (piedrabuena@gmail.com) o a la editorial TCH


ESCLAVITUD MODERNA en la LITURGIA:

El siguiente video es una representación/adaptación teatral del libro en el marco de la 4ta Liturgia en el C.C. José Artigas, Luján, Buenos Aires.