Content

18 comentarios

¿Por qué se caen los aviones de Malasia?

IMPORTANTE: Traducción y reversión parcial del texto original en inglés de Scott Creighton. Yo no escribí esta nota, sólo la abrevié, reorganicé y agregué algunos datos; todo sin la autorización formal del autor original. 



La desaparición del famoso MH370 en Asia y el abatimiento del MH17 en Ucrania, tienen en común mucho más que la nacionalidad de origen y de eso es de lo que ningún medio de comunicación quiere hablar: el contexto político y económico de trasfondo.

Necesitamos una introducción. Primero hagamos una breve lista de las anomalías más significativas que presenta el caso del MH370:


En primer lugar, la ubicación exacta donde el vuelo 370 salió de contacto nunca ha sido registrada completamente. Eso es debido a que el día después de que fue reportado por las autoridades, el ministro de Defensa de Malasia informó de un contacto no identificado que viajó desde el área de la desaparición en línea recta hasta la Base Butterworth, en la costa oeste de Malasia. Los militares del país no emitieron una alerta, lo que sería usual para un contacto de radar no identificado dirigiéndose directamente a un instalación militar nacional. Es casi como si alguien sabía que la señal no identificada no representaba una amenaza para la Base Butterworth. Esa señal ha sido definitivamente identificada como el vuelo MH370 por las autoridades malayas cuando en realidad no existe otra fuente de información adicional que pruebe la veracidad de las afirmaciones. 

El brutal giro a la izquierda que el avión hizo fue declarado de "naturaleza criminal" con la intención obvio de incriminar a los pilotos de la nave; lo cual ha sido una constante desde el principio de la investigación. Se dijo que el capitán poseía en su casa un simulador de vuelo con rutas trazadas hacia Diego García y otros destinos exóticos que coincidían con el giro y la dirección tomada. Pero luego el FBI y las autoridades de Malasia han demostrado que la pista era falsa. Más sobre eso AQUÍ.

Hubo un testigo que informó ver, lo que creía, era Vuelo 370 ardiendo en el cielo tarde esa noche. Fue desacreditado inmediatamente como "un engaño", y su declaración, con su nombre, información de contacto y las coordenadas del accidente también silenciados junto con los pasaportes iraníes y los archivos del simulador de vuelo... Más ACÁ.

Inmediatamente después de que el vuelo se reportó perdido, funcionarios de Estados Unidos (sin nombre, por supuesto) informaron de que sus satélites de observación no mostraron ninguna explosión en el aire sobre el Mar Meridional de China. Sin embargo, esos datos nunca se han publicados.

¿Qué pasó con el MH370? Imposible saberlo a esta altura, todo lo que ha llegado a conocerse ha sido una serie de eventos distractivos como ESTE. Y si bien es tentador sopesar la posibilidad de un atentado terrorista fallido o un acto suicida de los pilotos, la verdad es que no es necesario dejarse llevar por hipótesis locas cuando la investigación gubernamental y sus resultados, la "historia oficial", es doblemente extraña. Sino mirá ésta NOTA


¿Podría haber sido derribado el MH370 del mismo modo como el MH17 en Ucrania? ¿Podrían ser la destrucción de ambos aviones un objetivo de especulación geopolítica? Sin embargo, siempre existe la pregunta de "¿por qué?". Cualquier investigación, ésta no se excluye, necesita centrarse en el motivo. ¿Quién se beneficia?

En este caso, tenemos dos líneas de investigación: el motivo del posible derribo deliberado de los vuelos MH370 y el MH17. Y el motivo por el encubrimiento que vemos claramente por parte de los gobiernos involucrados.

Es mi teoría: ambos están íntimamente ligados a "Pivot Asia" y el Trans-Pacific Partnership (TPP).

Miremos el entorno político y económico en el que ambos vuelos terminan de manera trágica. ¿Qué está sucediendo en este momento en el mundo?


Bien, aquí necesitamos hacer una pausa e introducir otras nociones básicas para los que andan un poco desorientados en términos de geopolítica. Vivimos tiempos convulsionados, tiempos de transición, de un cambio de esquema a otro en términos de economía globalizada: BRICS vs. TPP


Ambos son tratados de libre comercio entre naciones asociadas. El TPP es un acuerdo comercial entre Australia, Brunei, Chile, Canadá, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam. 




BRICS es otro acuerdo entre Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.




Resumido en poquisimas palabras, el BRICS busca independizarse del dolar para el comercio de recursos motivo por el que propalan un proyecto de banco propio: el Nuevo Banco de Desarrollo. Mientras que el TPP, por el contrario, intenta fortalecer la divisa norteamericana y las naciones que comercian con ella al liberar de casi toda restricción legal a las empresas privadas otorgándole más derechos que a lo público. 

Vamos a tomar esto en contexto con otros acontecimientos internacionales. El presidente de Egipto, electo  democráticamente, fue reemplazado por un títere norteamericano porque se había negado a tomar un préstamo con el FMI y estaba moviendose hacia un acuerdo internacional con Rusia y China, el acuerdo "E-BRICS". ¿No sabías nada? Lee algo por ACÁ.

Ahora vamos a Ucrania. Ellos rechazaron una propuesta para unirse a la UE. Inmediatamente, algunos de los miembros más brutales y racistas del país se alzaron en armas con el fin de socavar al gobierno elegido y alinear la política con la UE. Los militares no hicieron nada mientras que estos matones fascistas atacaron a los ciudadanos, la policía y los funcionarios del gobierno por igual. 

¿Por qué es relevante? Bueno, aparte de los préstamos del FMI que también fueron rechazados por el gobierno electo y legítimo de Ucrania, está el pequeño asunto del TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership). 


El primer objetivo es eliminar, en la medida de lo posible, todos los derechos de aduana entre la UE y los EE.UU.. Esto ya está prácticamente logrado, excepto en el sector agrícola.

El segundo objetivo es reducir, o incluso eliminar, las normas constitucionales y legales que puedan limitar el alcance de la competencia económica, que se define aquí como una suprema libertad fundamental inalienable. Estas normas pueden ser de cualquier tipo:. ética, democrática, legal, social, de salud o al medio ambiente orientado, financiera, económica, técnica. 

Varios de los artículos del mandato (art. 14, 18, 19, 21 , 25, 29, 31, 32, 33) expresan un deseo de proteger a las normas sociales, sanitarias y medioambientales europeas existentes. Hay referencias específicas a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las convenciones internacionales sobre el medio ambiente, y la convención de la UNESCO sobre la diversidad cultural. Un artículo establece que los servicios audiovisuales no están incluidos en el acuerdo. 

El tercer objetivo es permitir a las empresas privadas el derecho de los litigios contra las leyes y reglamentos de los diferentes Estados, siempre que estas empresas consideran que estas leyes y regulaciones representan obstáculos innecesarios al comercio, el acceso a los mercados públicos, la inversión y las actividades de prestación de servicios. Este litigio ya no será promulgado a través de las jurisdicciones nacionales, sino a través de estructuras de arbitraje privadas denominadas «dispute settlement mechanisms». Artículos 23 (inversiones), 32 (normas laborales y ambientales) y 45 (para todo el acuerdo), requiere la creación de este mecanismo.




Una vez que Ucrania está totalmente asimilada en la UE y que se firme el acuerdo TTIP, efectivamente, Ucrania dejará de existir en términos de soberanía popular. Lo mismo es cierto para todas las naciones de la UE, como lo es hace rato ya en EE.UU..

Y ese es el punto de la revolución en Ucrania... una revolución que se ve facilitada por la inacción de los militares. El caso opuesto a Venezuela, donde el gobierno combate activamente a una revolución social impulsada desde el extranjero. 

Y volviendo al país asiático, un dato no menor es que Malasia enfrenta elecciones. Y en el caso del MH370 el actual gobierno ha cargado con toda la culpa de llevar adelante una investigación verdaderamente dudosa.

Con o sin razón, entienden que exponer el abatimiento accidental del Vuelo 370 y el posterior encubrimiento que siguió tendría un cierto precio político. Pero ¿y si no fue un accidente? 

¿Qué pasa si la oposición política y democrática al TPP del actual gobierno malayo es lo que instigó el ataque al MH370? ¿Puede haber sido derribado por fuerzas norteamericanas presentes en el Mar de China del Sur a modo de presión? ¿Es posible que incluso un líder militar de la propia Malasia haya tomado un enfoque diferente para facilitar el cambio social, económico y político de cara a un acuerdo con el TPP?

Con el fin de profundizar en esa posibilidad, tenemos que intentar primero entender la importancia de esta región para los impulsores del TPP. ¿Por qué Malasia es tan crucial para el TPP?Aquí entra en juego el plan: "Pivot Asia".

La lógica básica detrás del "pivote" - la palabra dada al nuevo enfoque en Asia por la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, en 2011 -. Era sencillo. No sólo se ha convertido Asia en la punta de lanza de la economía mundial, pero el crecimiento de China y su fortalecimiento militar han aumentado las tensiones. Con la guerra en Irak y el conflicto en Afganistán terminandos, los EE.UU. se dio cuenta de que tenía que apostar más fuerte en Asia. 
Claramente, el TPP es una gran parte de este pivote para Asia, que es un aspecto crucial del nuevo orden mundial proyectado. Pero no sólo eso, cuando nos fijamos en Malasia en términos de control de las vías navegables, usted puede ver el por qué de tenerlos encerrados en el acuerdo comercial se vuelve tan importante. 

Si usted echa un vistazo a este mapa de 2011, verá que China es el mayor exportador mundial superior e importador. Y esa es la zona en la que Pivot Asia se centra: es clave para su comercio en medio mundo, desde Europa a Oriente Medio a África. 

El TPP incluye Singapur, Australia y el resto de los puertos y las vías navegables, que tendrían que ser utilizados. El gran centro neurálgico del comercio internacional quedaría efectivamente a merced de los EE.UU. y sus socios comerciales. Las únicas rutas de navegación que los chinos podrían tomar serían al oeste. Llegar a Canada, EE.UU. o México tendrá un costo elevado para los exportadores chinos y la economía China estaría en manos de la alianza TPP. 



Eso, amigos, es el pivote de Asia en pocas palabras. 



¿Es posible que el vuelo MH370 fuera derribado con el fin de obligar el cumplimiento por parte del gobierno actual en el TPP en la búsqueda del pivote a Asia? ¿O será parte de una agenda de cambio de régimen con el mismo objetivo en mente? 

¿Es pura coincidencia que otro avión malayo cayera abatido en territorio de otra nación en conflicto por el TTIP? Si bien las naciones involucradas en el caso se culpan mutuamente, hasta ahora todo pareciera indicar que detrás del ataque se encuentra el gobierno títere de Petro Poroshenko en un intento de inflamar el conflicto de manera que tenga que intervenir la OTAN, el ejército privado de los capitales occidentales. El objetivo, claramente, es ingresar a Rusia. Sobre éste tema se puede leermás por AQUÍ (no apto para alérgicos a la propaganda anti-rusa).

Algo huele muy mal en todo esto. La administración de Obama es directamente responsable de atizar peligrosamente las tensiones en el Mar del Sur de China donde desapareció el MH370 y ahora lo está haciendo en la frontera con Rusia. Sobre eso ACA. La ex secretaria de Estado, Hillary Clinton dijo en una reunión en la cumbre de la Asociación de Naciones del Asia Sudoriental (ASEAN) en 2010 que los EE.UU. tenía un "interés nacional" para garantizar la "libertad de navegación" en el Mar del Sur de china. Más sobre el tema por AQUÍ.

El gobierno de Obama ha explotado las disputas del Mar del Sur de China, como parte de su "giro a Asia" que está dirigido a socavar la influencia de China en la región y rodear militarmente con bases y aliados. La declaración de Clinton fue el medio para crear una separación entre los miembros de la ASEAN. Así lo reveló muy gráficamente cuando la organización no logró ponerse de acuerdo en un comunicado final en el 2012, por primera vez en 45 años, en medio de disputas amargas sobre el Mar del Sur de China. 

Nada en el mundo de la geopolítica pasa porque sí. 

El avión MH370 (igual que el MH17) es derribado justo en la zona de una polémica disputa fronteriza. Y esa disputa amenaza en buena parte el Nuevo Orden Mundial, la "Gran Idea" diseñada hace muchos años. Los que tomaron la peor parte son los mismos que los de Egipto y Ucrania, aquellos que se atreven a ofrecer resistencia. 

¿Es el caso del MH370 y el MH17 pura coincidencia? ¿Coincidencia? Desafortunadamente, lo dudo.

Hay una transición en curso en caso de que algunos de ustedes no se dieron cuenta. Un cambio profundo en el sistema monetario hacia un banco único mundial y las potencias se disputan quien tendrá la sarten por el mango en este nuevo mundo futuro. Es lo que llamamos la teoría de la conspiración del Nuevo Orden Mundial. Y la gente como George HW Bush lo llaman un "gran idea".

La "gran idea" es que el mundo estará a cargo de los oligarcas no elegidos de la clase empresarial del 0,01%. Un mundo en el que ya no existen las fronteras internacionales de los Estados soberanos como barreras al comercio internacional. Un mundo donde 192 constituciones individuales se ponen en línea con los deseos de las élites. Un mundo, en fin, dominado por unos pocos a expensas de muchos.

Imagina un mundo en el que las leyes laborales, leyes de protección del medio ambiente, los derechos de propiedad intelectual, incluso los derechos civiles están dictadas por los jefes de los diversos intereses corporativos e instituciones como ALEC, Cámara de Comercio de EE.UU. y la Mesa Redonda de Negocios

Imagina un mundo donde Walmart, Haliburton, GE y BP son responsables ante nadie, no importa el daño que hacen. ¿Se imagina un mundo en el que Goldman Sachs puede exigir a un país la totalidad de sus fondos de pensiones a invertir en lo que sea que ellos desean? Dónde CNN puede obligar a las cadenas de noticias locales para cerrar de modo que ellos y sólo ellos puede lanzar su versión de la verdad a todas las naciones? 

¿Te imaginas un mundo en el que los OGM de Monsanto no pueden ser rechazadas sin importar cuántos ciudadanos se oponen a ellos? 

¿Puede usted imaginar esto? Porque ellos pueden.


La globalización es un nombre más bonito pero al final, es el mismo nuevo orden mundial que nosotros los "peligrosos" teóricos de la conspiración han estado escribiendo acerca de los últimos años. 

El camino a seguir para estos titanes, estos amos del universo, han decidido, es a través de acuerdos comerciales. Acuerdos comerciales secretos que imponen su voluntad sobre las naciones amenazadas por usurpar no sólo el proceso democrático, sino también el estado de derecho en esos países. 

Los acuerdos comerciales tratan de hacer caso omiso de cualquier y todas las garantías constitucionales de los intereses de las personas en favor de los intereses financieros y corporativos extranjeros. 

Es comprensible que estos acuerdos son a menudo la oposición de los ciudadanos de todos los países que de efecto. La gran mayoría por lo menos. Es por eso que los detalles de estos acuerdos se mantienen en secreto, oculto a la gente.

¿Qué es lo que sabes tú del TPP o del BRICS sino sólo a través de los portales de noticias?  

Y más importante aún... ¿qué planes hay con respecto a Argentina frente al escenario BRICS vs. TPP & TTIP?
0 comentarios

GeoIngeniería en Argentina




¿Qué, Quién, Dónde, Cómo y Por Qué? 
de la GeoIngeniería en Argentina.


He aquí un pantallazo general del fenómeno Chemtrail en Argentina a modo introductorio para quien nunca escuchó hablar del término, o para quienes han escuchado pero no "cazan un fulbo"...

La escena es ya casi cotidiana.


1) Aviones de línea a gran altitud pasan dejando tras de sí una estela blanca que se disipa en el aire lentamente arrastrada por el viento.




2) Horas más tarde o el día después se observa la condensación de humedad atmosférica que forma una fina capa de nubes.




3) Dos o tres días luego se nubla densamente con leves precipitaciones que van de la llovizna fina a la lluvia intermitente con ocasionales tormentas breves pero intensas.




Este patrón repetitivo claramente no es natural y se debe a lo que corresponde llamar GeoIngeniería. Tan evidente se ha vuelto el último tiempo el fenómeno que poco a poco son cada vez más las personas que tocan el tema. Incluso en el Consejo Deliberante de Rosario hubo una sesión dedicada al tema: 




¿Qué son los Chemtrails?

Llamaremos Chemtrails a las estelas químicas dejadas por los aviones. 
El término surge a partir de la necesidad de diferenciarlas de los Contrails, es decir, los rastros de condensación que deja un avión. Chemtrail literalmente significa rastro químico y a diferencia del efecto de condensación que desaparece en el acto, el Chemtrail permanece flotando en el aire durante horas.

Aquí un video que muestra claramente la diferencia entre un Contrail y un Chemtrail:



¿Qué contienen los Chemtrails?

Tras su paso se han recolectado innumerables muestras de innumerables agentes químicos como oxido de aluminio, bario, yoduro de plata.

Estos agentes combinados o por separado pueden (y de hecho lo hacen) modificar el clima controlando la humedad de grandes áreas cultivadas. Actualmente existen empresas cuyo servicio consiste en hacer llover o en evitar que llueva. Sino me cree mire ésta curiosa noticia: Fuente original

¿Será casualidad nuestro clima actual y la cosecha record de la campaña sojera 2012-2013?

También se sabe que el aluminio incrementa la conductividad de señales de satélites o frecuencias de radio como las emitida por el proyecto HAARP; lo que, según algunos investigadores, estaría siendo usando en GeoIngeniería para hacer llover, provocar sequías o incluso generar terremotos como así también la manipulación del comportamiento humano. Muchas son las personas alrededor del mundo que denuncian la vinculación entre el proyecto HAARP y los Chemtrails: 






¿Quién nos fumiga con Chemtrails?

Hay cierta controversia con respecto al quién y mucha tela para cortar sobre el tema pero se podría decir que el impulsor del proyecto de GeoIngeniería fue y es principalmente Estados Unidos. Los aviones que realizan las fumigaciones fueron militares en un comienzo, durante y después de la guerra de Vietnam. 

Lista de Patentes desde 1920 hasta la fecha...

Otras lista de patentes...

Actualmente la tecnología y las patentes han sido comercializadas y se sabe que las fumigaciones son realizadas por empresas que brindan el servicio concreto o incluso por aviones de aerolíneas comerciales debidamente modificados para tales fines. 





Algunos autores proponen que los pilotos de dichos aviones ganan cuantiosas sumas de dinero; o bien desconocen lo que están rociando sobre la gente; o incluso ignoran de plano el hecho de que sus aviones desprenden estelas químicas porque el proceso ha sido automatizado o es controlado desde el exterior para encender y apagar el sistema en el momento o la ubicación geográfica deseada.





¿Dónde se fumiga con Chemtrails?

¿Dónde no? En Argentina existe un ente encargado de registrar las fumigaciones conocido como R.I.CH.A., donde las personas pueden subir sus fotografías e investigaciones sobre el fenómeno. Pero prácticamente cualquier persona que preste atención y mire el cielo con frecuencia tarde o temprano descubrirá estas estelas.

En el Mundo entero comienzan a sonar las campanas incluso dentro de las esferas de los mismos gobiernos. 





¿Por qué lo hacen?

Ésta es la pregunta más importante y la que más respuestas genera entre los investigadores. Éste documental contiene la mayor información recolectada hasta la fecha de manera clara y precisa:


El principal y evidente objetivo es el de sembrar químicos en el cielo para controlar el clima, tarea que han perfeccionado desde los años '60 hasta el día de la fecha; tanto para el beneficio económico como un arma de guerra. 

En primera medida, controlar el clima es controlar la producción de "commodities", y por tanto el alza o baja de sus cotizaciones en bolsa. 

Pero además, el clima puede ser utilizado como armamento de guerra si uno lo aplica como un multiplicador de fuerzas. Imagine tener la capacidad de enviar una supertormenta antes de invadir con tropas de infantería; o tener la capacidad de generar una sequía que someta a la hambruna a una nación entera para luego poder ser invadida no sólo militarmente sino además económicamente, mediante el mercado de semillas geneticamente modificadas para soportar sequías. Tal ha sido y es el escenario de Africa desde los inicios de la revolución verde de mano de Monsanto y asociados junto al AGRA. Y es lo mismo que está sucediendo en la provincia de Cordoba, Argentina.


Un ejemplo: el presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, denunció publicamente que la sequía que azota su país está directamente vinculada a la mano negra de EE.UU. y su programa de GeoIngeniería Militar: (Nota en Inglés del Telegraph británico)Esto no es ninguna idea loca de una película de ciencia ficción sino un programa estatal de EE.UU. avalado por un documento de la fuerza aérea llamado: 

"El Clima como Multiplicador de Fuerzas, controlando el clima para el 2025".



¿Podrían ser las inundaciones que azotan Brasil, Paraguay, Bolivia y Argentina causadas por tecnología militar estadounidense?




Edward Snowden, entre otros, denuncia que el proyecto apunta a detener el calentamiento global y permitir la continuidad de la agricultura industrial como la conocemos hoy día, pero a un costo ambiental altísimo. Según el hacker de la NSA, si el proyecto de GeoIngeniería fuera a detenerse repentinamente, en poco menos de un año Estados Unidos y Europa se desertificarían por completo. 


¿¿¿Morgellons...???

Pero también hay quienes dicen que además se está queriendo experimentar con nanotecnología mediante el bombardeo de fibras sintéticas y polímeros y es aquí donde entra el Morgellons; una afección en la cual el paciente expele fibras de silicatos por la piel. 

En las muestras tomadas también se han obtenido agentes biológicos como plasma humano. No faltan los que consideran que estamos siendo literalmente fumigados con metales pesados y agentes patógenos vivos por la industria farmacéutica internacional a fin de enfermarnos o experimentar con nosotros. 


Por el Ciclo del Agua, todo lo que está en el cielo baja con la lluvia o la presión atmosférica y finalmente ingresa al sistema de las plantas, los animales y el humano a través de la piel, la respiración y la ingesta.

 Esto podría ser la causa de enfermedades crónicas inexplicables en la población como la creciente epidemia de bronquiolitis infantil o la poca conocida "Morgellons".




El Dr. Leonard Horowitz denuncia que desde 1999 existe una enfermedad crónica similar a la gripe que no tiene causa aparente. La gente tose, estornuda, se siente cansada pero no hay presencia de virus o bacterias en su sistema. Horowitz dice:

"El Instituto de Investigación de las Fuerzas Armadas de Patología ha registrado una patente para el micoplasma patógeno que está causando la epidemia. Se puede ver el informe de la patente en el libro, Healing Codes para el Apocalipsis bíblico. Micoplasma no es realmente un hongo, en realidad no es una bacteria, no es en realidad un virus. No tiene ninguna pared celular. Se entra profundamente en los núcleos de las células haciendo así muy difícil de montar una respuesta inmune en contra de ella."
"Y en el campo de la guerra contemporánea, donde los expertos en guerra química biológica reúnen y discuten las formas en que son ideales para llevar a cabo la guerra de hoy en día, para tener realmente un enemigo, que no quiere matar a la gente. Usted quiere producir personas con enfermedades crónicas y se vuelven dependientes del Estado y SAP totalmente los recursos del país. Y entonces usted puede ir a vivir con su complejo médico-industrial militar y su cártel médico-farmacéutica internacional. Entonces usted vende estos países derrotados todos los productos farmacéuticos y los productos químicos que necesitan para mantener algún tipo de función saludable.
Están completamente agotadas. No pueden armar un ejército. Se crea una dependencia y por lo tanto se debilita la población, y las poblaciones debilitadas son fáciles de controlar. Así que tienes control de la población, y de hacer grandes fortunas haciendo, en comparación con sólo hacer estallar un arma nuclear y devastando la infraestructura que usted posee. Usted y sus colegas dueño de esa infraestructura. Usted quiere deshacerse de las personas. Usted no quiere deshacerse de la infraestructura "
"Lo que estoy relacionada con usted ahora no es especulación. Si se va a leer el análisis de expertos cima de la guerra militar, incluyendo el informe de Iron Mountain - la familia Rockefeller es uno de los principales actores en esta conspiración. Son uno de los principales actores en el genocidio mundial, la reducción de la población mundial. Eso es un misterio más.
Al examinar quién posee el combustible estelas químicas, que son los directores de la empresa de combustible, de repente entras en el reino de la familia Rockefeller y las familias reales - Standard Oil y British Petroleum. ¿Y cuáles son sus otras agendas? De repente, ya ves sus documentos, lo que demuestra que se han financiado, históricamente, la eugenesia, la higiene racial, el genocidio, la despoblación, la planificación familiar, salud materna e infantil - donde se hacen y entregan las vacunas, y contaminado los suministros de sangre. Estos son los banqueros, las mismas personas que manejan el almacenamiento de la sangre, así como las industrias de la banca el dinero ", dice el Dr. Horowitz.
"Me refiero a un gran libro por el Dr. John Coleman, que trabajó como agente del Servicio Secreto británico en los más altos niveles. Y él articuló muy claramente que dirigía esas compañías. Todo se remonta, en última instancia, al más alto nivel de la familia real. La familia Bush, la familia Rothschild, el dinero de Rockefeller, y toda la creación se basa en el Rockefeller Rothschild dinero y familias reales.

Si no se puede explicar racionalmente o de cualquier otra manera, creo que hay que empezar a considerar las teorías de conspiración y eliminar la etiqueta negativa que haya depositado en las teorías de la conspiración que han sido demonizados junto con la medicina holística ".


¿Qué puedo hacer?

1) Investigar y compartir información al respecto para que cada vez sean más personas las que estén atentan al fenómeno y preguntándose "¿qué carajo son esas estelas?".

2) Registrar con fotos o videos la aparición de chemtrails en tu zona, llevar registro de la fecha y de cuanta información relacionada pueda ser útil, como presión atmosférica, humedad ambiente y posteriores cambios en el clima luego del rociado. Cotejar los datos con el paso del tiempo y encontrar patrones repetitivos en el comportamiento del clima en relación a los chemtrails. La información puede ser subida a: RICHA. 

3) Registrar la aeronave que está sobrevolando tu espacio aéreo al momento de la fumigación. Aquí varias fuentes de dónde tomar información:



AEROPUERTOS DE ARGENTINA

RADARES VIRTUALES
http://planefinder.net/

http://www.flightradar24.com/-34,-64/7

http://www.radarvirtuel.com/


TOMA DE SONIDO EN TIEMPO REAL de AEROPUERTOS SUDAMERICANOS
http://www.liveatc.net/feedindex.php?type=international-sa


4) También se puede recolectar agua de lluvia luego de un rociado para determinar si en ella hay rastros de aluminio, bario u otros componentes químicos o biológicos que "no deberían estar presentes en el agua de lluvia natural". Aquí ejemplos sobre estudios realizados, y sugerencias sobre cómo enviar a analizar muestras de varios tipos: 

Metodología para enviar analisis:

http://anecieloslimpios.blogspot.com.ar/2013/11/como-realizar-analisis-de-agua-tierra.html





0 comentarios

Esclavitud Moderna



   Hubo un libro en particular, "La Esclavitud Moderna" de León Tolstoi, que disparó un cambio de conciencia en mí. Después de leerlo ya no me quedó duda alguna de que vivimos en un sistema-hormiguero, dónde la mayoría somos obreros, unos pocos soldados protectores del status-quo mientras sólo uno los gobierna a todos. No es otra mi intensión que la de revitalizar la "desinvisibilización" de esta realidad inequívoca.

   Vivimos cada vez más inserto en una REALIDAD artificial, menos conectados con el MUNDO REAL que nos da sustento vital: la Naturaleza. Esclavizamos a los recursos naturales, a los animales, a los trabajadores a entregar su energía por poco o nada a cambio. El pensamiento mecanicista nos interpreta de manera fría, sin alma, corazón o moral poniendo al poder, el control y la riqueza como máxima búsqueda espiritual.

   El gobierno, ayer y hoy, es un instrumento de sometimiento de los que tienen sobre los que no, para mantenerlos sosegados. El derecho a la propiedad ilimitado es la legalización de la carencia. El trabajo sigue siendo obligatorio, los látigos los llevamos dentro en el hambre, el frio, la enfermedad que nos laceran para que entreguemos nuestra vida a una siempre deficiente suma de dinero.

  Sin embargo, pese al estado servil de la sociedad moderna, la rebelión masiva es cada vez menos visible en horizonte cercano porque nunca antes en la historia los esclavistas habían logrado invisibilizar la esclavitud. Pero finalmente lo han logrado. El Estado Nacional controla a la población mientras el Oligopolio controla al Estado, el que a su vez es controlado por los Bancos Internacionales todo dentro de un marco de legalidad que obliga  a la población a aceptar, callar, trabajar, consumir.  







    Nadie descubrirá la polvora en éstas páginas ni agregaré mucho más a lo ya dicho por los que he leído: Marx, Tolstoi, Luxemburgo, Bauman, Zizek y otros cuantos. Mucho menos pretendo ponerme a su altura, por el contrario, ellos han sido la teta que me ha dado de mamar. Y con la panza llena, simplemente he querido aportar una perspectiva que sume al proceso de cambio cultura que viene gestándose lentamente. Es tiempo de eliminar el parasitismo institucional de nuestra organización social y adoptar el camino experimental que nos lleve hacia una nueva forma horizontal, fundada en la conciencia comunitaria y autogestiva más que en el control verticalista-productivista.


"Cambiar el mundo" es una tarea que nos sobrepasa individualmente; la utopía o el ideal de una sociedad justa es un Norte transpersonal: quizá durante nuestra vida no veamos plasmados en la realidad ni un 1% de lo que soñamos, pero aún así ya hemos ganado la batalla exponencialmente si logramos contagiar el sueño a más y más personas para que cada día sea mayor el número de los que creemos que un mundo mejor no sólo es posible y necesario, sino nuestro derecho natural como seres humanos autogobernados. 

"Esclavitud Moderna (en la Caverna de las Alegorías)" es mi humilde granito de arena en ese sentido.  


Por impresiones, extractos u otros motivos relacionados a la obra contactar al autor (piedrabuena@gmail.com) o a la editorial TCH


ESCLAVITUD MODERNA en la LITURGIA:

El siguiente video es una representación/adaptación teatral del libro en el marco de la 4ta Liturgia en el C.C. José Artigas, Luján, Buenos Aires. 

0 comentarios

Envenena envenenador



Apreté el interruptor tan pronto el Presidente estiró su brazo para condecorarme. En una fracción de segundo en que el fuego nos abrazaba, vi sus ojos de terror y en ellos los últimos dos años de mi vida como un alud de sangre y risas. El primero en morir por la causa fue un aeroaplicador cualquiera. Amaba matar aeroaplicadores: nada en el mundo más engreído que un piloto al que se le paga fortuna por hacer piruetas y volar al ras de los cultivos. Nada más placentero que oírlos llorar como bebes rogando por una vida que estaba condenada de antemano.
Un tiro en la cabeza. Y luego el silencio. Así de fácil, rápido e higiénico; esa es la belleza más sublime de las armas de fuego. Figúrese el grado de violencia que conlleva liquidar a una persona por otros medios, digamos un machete, un palo o a puño limpio. Incluso el veneno es un espectáculo poco agradable de vómitos y convulsiones. En cambio la balística es un milagro de la ciencia moderna: uno apenas mueve un dedo y, si se tiene puntería, el otro cae pacíficamente dormido para siempre.
                La primera vez esperé al piloto al final de la pista de aterrizaje y me acerqué al avión en el momento en que se dejó de oír el motor. Todavía giraban las aspas, el hombre descendía y yo traía las manos bajo mi campera. Puso un pie en la tierra, luego el otro, después el cuerpo entero. Era muy probable que el pobre diablo estuviera ya en el infierno preguntándose qué había pasado. Volví a subir su cuerpo a la cabina del avión y entre sus cosas tomé un trapo cualquiera para taponar el tanque de combustible.
Me vi tentado a buscar un escondite desde donde observar la hoguera, pero el entrenamiento intensivo automatiza ciertas acciones y para cuando llegué a arrepentirme angustiosamente de haber huido lo cierto es que me hallaba a más de mil kilómetros al sur. Durante un tiempo permanecí quieto, atento a las noticias. Primero se dijo que había sido un trágico accidente producto de una falla mecánica. Semanas después trascendió que un vecino había escuchado un disparo y visto a una persona abandonar la zona previo al incendio. La denuncia condujo a la exhumación del cadáver y a una autopsia judicial que reveló la perforación en el cráneo. 
Había sido un comienzo auspicioso, debo decir. Aunque no del todo efectivo a mis intereses. La hipótesis final de la investigación fue la de un ajuste de cuentas o crimen pasional, pero nada más. Eso me indicaba que la próxima vez debía firmar mi obra. Me tomé los siguientes tres meses en escribir un manifiesto, los fundamentos:
“El despierto protegerá al dormido
aún cuando los dormidos sientan que estos son pesadillas que intentan robar sus sueños.
Si quien debe protegernos de la maldad promueve la maldad,
ésta le será dada de regreso en parte de pago.
Quien envenena es un envenenador
y debe ser eliminado como a una mala hierba.
Sin peones sobre el tablero, la Reina tiembla.
Cualquier idiota comprendería mi mensaje al instante. Tal vez no a la primera vez, pero sí cuando se estableciera un patrón repetitivo en las víctimas. Ese era mi siguiente paso. Repetí el modus operandi de la primera incursión también con otro fumigador aéreo salvo que ésta vez no lo prendí fuego sino que lo deposité gentilmente en una posición digna. Las piernas juntas, el cuerpo derecho, la cabeza con la mirada a un lado y el agujero en su sien bien visible para que no quepa duda alguna. Las manos se las dejé apoyadas sobre el pecho y bajo ellas la nota impresa.
Me fui expectante por conocer las repercusiones del caso pero pasaron casi quince días antes de que escuchar algo al respecto. Todo el asunto pasó desapercibido hasta que alguien reclamó por el paradero del piloto. Peor aún, mala suerte de mi lado, al parecer la lluvia y el sol y la lluvia de nuevo habían dejado la nota ininteligible; aunque esta vez sí no cabía duda que se trataba de un asesinato a sangre fría. Los periodistas que leí en internet se regocijaban con el morbo y el misterio, pero sólo un cronista de Entre Ríos tuvo la feliz idea de preguntarse retóricamente si habría vínculo entre éste caso y aquel del piloto incinerado. Eso era suficiente para mí, porque significaba que si al menos un pelele de entre miles podía olisquear algo raro, era probable que la policía no necesitaría mucho más para trabajar firme sobre esa hipótesis; si es que todavía no lo hacía.
Un muerto más fue suficiente. Otro aeroaplicador en la provincia de al lado, pero ésta vez uno retirado: ya no volaba, mandaba a volar. Lo ataqué en la oficina de su empresa fumigadora y allí mismo lo encontraron. Volví a dejar la nota con el muerto, pegada a su cabeza con una engrapadora, no hallé otra cosa. El lugar se volvió un hervidero de gente después del golpe. La policía primero, con un equipo forense para mi felicidad, y los empleados de la empresa después cuando pudieron volver a su lugar de trabajo sólo para retirar las pocas cosas que la viuda les regaló a fin de compensar que se quedaran en la calle de la noche a la mañana con tantas bocas que alimentar; una verdadera tragedia.
Los medios de comunicación apenas brindaron espacio a lo que parecía ser un robo fallido, pero eso en vez de impacientarme era la confirmación que esperaba. La policía había captado el mensaje. Y mi amigo, el periodista entrerriano, volvió a sugerir una conexión entre los casos. Desde entonces empecé a llevar registro de sus publicaciones, incluso seguía sus consejos. Por ejemplo el entrerriano pronosticaba que si el asesino se mantenía en el rubro de los fumigadores aéreos sería cuestión de tiempo hasta que fuera apresado. El muchacho tenía toda la razón del mundo, cambié de rubro.
Mi próxima víctima fue un fumigador terrestre al azar. Venía por la ruta. Vi un mosquito trabajando solitariamente en el campo. Me detuve, abrí el capot del auto y llamé al hombre desesperadamente. Dudó largo rato en acercarse pero ante mi insistencia cayó en la trampa. Allí mismo, junto al alambrado dejé el cadáver con un grafiti hecho con stencil que simplemente rezaba: “MM”. Lo mismo hice con otros dos más el mismo día a unos doscientos kilómetros el primero, otros cien el segundo.
Ahora sí quedaba todo dicho y las noticias lo advirtieron públicamente; un asesino serial acechaba a los trabajadores del agro, pero no a todos, sino a los que manipulaban agrotóxicos particularmente. El revuelo fue importante tanto como mi cambio de estrategia. Tuve que empezar a dejar las rutas principales, evitar peajes y todo tipo de controles de tránsito. Me movía como una luz por los caminos vecinales de tosca y barro. Rápidamente advertí que los peones de campo también tomaban sus recaudos. Se movían en grupos numerosos, nunca solos, y algunos incluso ostentaban armas durante las horas de trabajo. Entonces también cambié de enfoque y empecé a seguirlos uno por uno y terminar con ellos en la puerta de sus casas. Sí, era injusto que la familia se topara con el cadáver ahí mismo pero yo estaba resuelto en mi tarea y el drama era un daño colateral aceptable porque cuánto vale el sufrimiento de un pocos en comparación con el envenenamiento de miles. 
Maté aplicadores terrestres y aéreos hasta el hartazgo, pero en ese entonces principalmente vendedores pues era un objetivo fácil de hallar en las afueras de cualquier ciudad. Por lo general me mudaba de sitio, identificaba las víctimas y los atacaba a todos el mismo día entre el atardecer y la medianoche.  Nunca llevé la cuenta en realidad, pero hice así hasta que no quedó esquina o camino de tierra en el país sin al menos un policía con los ojos bien abiertos. Agoté mis posibilidades en poco tiempo, y si bien todavía seguía de incognito para las fuerzas, había agitado el avispero con tanta fuerza que era hora de esconderse y poner en acción la segunda parte del plan.
El entrerriano me la sugirió en una de sus crónicas, postulaba que era imposible que un solo hombre hiciera semejante carrera de muerte sin ser visto o apresado, por lo que era probable que se tratase de más personas y seguramente agentes de seguridad queriendo infundir miedo en el sector para luego vender sus servicios de seguridad privada. Descabellado, lo sé, o no tanto, porque me pareció buena idea no aquello de vender servicios sino la de sumar adeptos a la causa. Era necesario delegar algo de trabajo.
Dediqué el próximo medio año en armar un verdadero ejército revolucionario. El problema no eran los recursos materiales sino los humanos. Podría haber contratado sicarios si lo hubiese querido, pero no necesitaba empleados; no, no, no, la causa requería hermanos de armas. Necesitaba encontrar alguien lo suficientemente frio como para jalar un gatillo en la frente de otra persona, lo suficientemente ecologista como que esa persona sea un fumigador y lo suficientemente desesperado para hacerlo por puro gusto.
Era una difícil: los amantes de las armas no son ecologistas; los ecologistas nunca están desesperados; los desesperados quieren paz, no armas. Estaba por darme por vencido y salir a matar yo mismo aun si eso significase poner en riesgo toda la operación cuando tuve una verdadera epifanía: los cazadores furtivos. Los cazadores furtivos reunían a groso modo las tres condiciones; no todos claro. Pero sí poseían armas de alto calibre en primer lugar. Luego resultaba claro que por el desmonte para monocultivo muchos de ellos ya no tenían dónde ir cazar o ni siquiera qué cazar. Y a causa de esto, algunos pocos que lo hacían para ganarse el pan ahora apenas si podían hacer alguna que otra changa pasajera. Entre estos últimos encontraría uno o varios interesados.
Empecé a frecuentar los espacios donde suelen merodear los cazadores, casas de camping, armerías, el tiro federal. Hablé con muchas personas y no tardé en descubrir que debía iniciar mi búsqueda en lugares donde la frontera agrícola estuviera avanzando. Allí donde se había instalado hacía rato los viejos cazadores no querían ni hablar del tema para no dejarse invadir por la añoranza; ya se habían acostumbrado a la otra vida no salvaje. Era claro, yo necesitaba gente vivaz, de enojo fresco y reciente, resuelta a vengar el oprobio de la privación a la que lo había obligado el desmonte y el monocultivo. Y fue muy acertado pensar de este modo. No tardé mucho en incorporar al equipo un muchacho de campo cuyo único ingreso eran las postas de jabalí o las milanesas de ciervo que vendía en su barrio.
Desaparecido el monte detrás de su casa, ni ratas quedaron para atrapar. Guardaba el rifle bajo el colchón y lo tenía siempre cargado esperando que se le diera un empujoncito para salir a las andanzas de nuevo. Ya la primera vez que hablamos del tema me vomitó un profundo anhelo por faenar al dueño del campo como a un cerdo. Me llevó mucho tiempo explicarle el por qué era un error, que los dueños de los campos se reemplazan fácilmente,  que los que debían ser faenados eran siempre los fumigadores y no otros. Fue una buena práctica trabajar con él, creo nunca haber conocido persona tan bruta. Llegué a hacerle un dibujo: sin fumigadores hay plagas, plagas acaban con el monocultivo, la rentabilidad se va, vuelve el monte y los animales. Aceptó al instante.
Claramente primero debía pasar una prueba, demostrarme que era capaz de ajustarse al plan. Y lo hizo mejor de lo que yo pensaba. De noche se escondió en un monte pequeño aledaño a un cultivo, esperó a que amaneciera, y derribó una avioneta con tres tiros puestos en la cabina. Huyó con lo justo porque escondido en otro monte vio a la policía aparecer de la nada y revisar el lugar exacto desde donde había efectuado los disparos. Dos grandes lecciones aprendimos de esta incursión: los buenos tiradores no deben arriesgarse si pueden mantener distancia, y que nunca se debe disparar más de una vez porque las repeticiones rebelan la posición.
Como premio le dejé una cuantiosa suma de dinero para que pudiera subsistir los siguientes meses y la promesa de que volvería a buscarlo en un tiempo para trabajar en equipo; tiempo que él debía usar para reclutar nuevos soldados a la causa procurando no poner en peligro la operación. Antes de partir le recordé varias veces que si caía en manos de la justicia nunca volvería a saber de mí de igual manera como que si me traicionaba, él sería el próximo en mi lista.
Estaba jugando a la lotería con el muchacho, pero si todo iba bien me iba a sacar el gordo de navidad. Por lo pronto era necesario abandonar la zona y esperar a descubrir qué tan bien podía el chico pasar desapercibido a las fuerzas de la ley. Entretanto seguí recorriendo los antiguos montes talados recientemente en busca de lugareños empobrecidos a quienes seducir para sumarse. Y en cada pueblo por el que pasaba fui dejando mi marca, aunque de mano de terceros. Los periodistas estaban de fiesta con el caso del “ecofundamentalista”, y se sorprendían tanto como la policía de que aquel no dejara huellas. Lo que ellos no sabían era que yo daba órdenes de atacar recién después de hallarme a cientos de kilómetros de la víctima.
De éste modo recorrí el país de punta a punta y regresé sobre mis pasos para cosechar el fruto de la siembra. No podía creer lo que hallé a mi regreso. Cada uno de los cabecillas zonales había cooptado más de diez interesados. Para mi sorpresa algunos pocos eran cazadores furtivos, el resto adherían a la causa por motivos tan diversos que no los recuerdo; sin embargo todos compartían el deseo serio de linchar al menos uno o dos sojeros.
No había tiempo o recursos para los que no sabía o no querían disparar armas, fueron descartados, pero disponía de municiones, rifles y dinero para los que sí. En definitiva tenía poco menos de quinientos hombres dispuestos a dar un golpe a mi señal. Me sentía orgulloso de ellos y de mí mismo, era todo un logro servido en bandeja listo para ser devorado. El plan era simple. Cada hombre por separado viajaría a un punto distante de su zona y elegiría al azar a un objetivo del rubro. En la fecha indicada a primera hora de la mañana se atacaría sincronizadamente y no se volvería a establecer contacto con algún otro miembro de la organización hasta seis meses luego.
A la hora cero de ese mismo día, los diez mejores tiradores y yo atacaríamos en golpe comando la planta industrial donde se fabrican los pesticidas. Debo decir a favor de mis hombres que ellos nunca supieron el verdadero objetivo de la misión ni que jamás volverían de ella; sino es probable que no hubieran dado lo mejor de sí como lo hicieron. Entramos y salimos prácticamente sin ser vistos, con un daño colateral mínimo y nos marchamos justo con lo que queríamos: un ejecutivo de la empresa al que redujimos como a un perro y lo arrastramos a un sótano preparado para la ocasión. Una hora más tarde de nuestra huida, cuando estabamos a cientos de kilómetros de allí estalló dentro de la fábrica una pequeña carga de explosivo plástico que coloque en los tanques contenedores de los químicos, liberando una nube tóxica que se posó sobre las dos ciudades y borró del mapa a más de cincuenta mil personas en el transcurso de la noche. Al amanecer, cuando la ola de muerte se hizo noticia en los medios y los ojos de todo el país estaban posados sobre el horror, mi ejército de soldados solitarios se movilizó y atacaron cada uno por separado.
Aquel día será recordado como el día negro por algunos, y como el día cero por otros. El ejecutivo de la empresa lo devolvimos más muerto que vivo a un hospital junto con una grabación en video en la que lo obligábamos beber pesticida de un bidón y continuamos capturando sus vómitos, dolores, convulsiones hasta que entró en coma. Entonces leímos a cámara un petitorio en el que nos atribuíamos el atentado a la planta industrial, condenábamos todo tipo de actividad agrícola contraria a la vida y reafirmábamos la soberanía territorial sobre las áreas cultivables por medio de las armas. El escándalo fue internacional.
En primera medida congelamos la economía del país porque ya nadie quiso volver a posar sus manos sobre un agrotóxicos sin antes vestir chaleco antibalas. La rentabilidad del monocultivo cayó al subsuelo. Y repentinamente, para los ojos del mundo, aquel paisucho pacífico y próspero de Sudamérica se había vuelto nido de terroristas. Terroristas con conciencia ecológica, pero terroristas al fin y al cabo, por tanto enemigos de la democracia. No pasó mucho tiempo hasta que Estados Unidos decidiera intervenir militarmente para salvaguardar el progreso económico.

Recuerdo estar mirando las noticias en el televisor del hotel cuando se anunció la “ayuda humanitaria” para el país al mismo tiempo que yo recibía el llamado telefónico de mis superiores. Estaban complacidos a más no poder por el trabajo hecho, mencionaron que sería condecorado con el más alto prestigio. “The president itself will be there”, dijeron. Nunca fui más feliz en toda mi vida. Ahora sí la misión estaba cumplida. 
No hay derechos de autor: copie, difunda, regale, comparta, cultura libre! Todx de todx para todxs!. Con la tecnología de Blogger.